Futuro...

March 14 2010, 9:00pm

futuro

Es un domingo como hoy pero faltan 8 años para que llegue. Estoy disfrutando del último de los cuatro días de vacaciones que me he tomado junto a mis dos niñas, mi mujer Alexa y nuestra hija Luna de 4 años.

Son poco más de las 7a.m., cuando disfruto de unos día de vacaciones me gusta levantarme lo antes posible, me encanta disfrutar de la sensación de que todo vuelve a comenzar y aquí desde un lugar perdido entre Australia y Nueva Zelanda en el pacífico sur, está sensación es realmente reparadora. Tras revisar de un vistazo los mails recibidos, dejo marcados los que necesitan de una contestación y preparo el desayuno, un poco de pan tostado, cereales, unos huevos revueltos y zumo de papaya, con naranja y lima para Luna y Alexa. Mi esposa, es diseñadora y tiene un pequeño estudio en SF, aunque principalmente trabaja desde casa, lo que la permite estar con nuestra hija y acompañarme en diferentes viajes de negocios, todavía está dormida así que la llevo el desayuno a la cama, la doy un beso y la digo que voy a salir a correr un rato por la playa.

8.30. Después de una ducha rápida, me siento en el más increíble escritorio del mundo, desde donde se escucha el ruido de las olas y el rumor de la isla en la que estamos, conecto mi iTablet (NOTE: escribí esto hace unos 6 meses y todavía Apple no había lanzado su iPad ;)) y dedico 45 minutos a devolver mails. Hoy me ha llegado una propuesta interesante. Se trata de un proyecto de 2 emprendedores de veintipocos años que han inventado una especie de pastillas alimenticias concentradas. A mi me encanta cocinar, es algo que al menos hago un par de veces por semana, cuando tengo tiempo o necesito relajarme, pero esta idea me gusta y disfruto ayudando a jóvenes emprendedores e involucrándome en nuevos proyectos, así que reviso la agenda y aprovechando que en 5 días pasaré por Europa, invitado a dar una conferencia en la "2018 FOWA conference in London", les respondo que me gustaría reunirme con ellos para saber más de su proyecto.

Como emprendedor conseguí, después de dos o tres intentos fallidos, crear una empresa que da trabajo a unas 300 personas a tiempo completo. Los beneficios los reinvertí rápidamente en otros proyectos, fondos y mercados por lo que ahora mismo dispongo de inversiones, algunas más rentables y otras menos, en diferentes sectores. De todos estos, en los que más disfruto, sin duda son de los proyectos online, startups y de las producciones. Y hablando de esto último es precisamente lo que hago ahora, me descargo uno de los últimos guiones que he recibido en mi gadget de papel-digital.

El guión no es demasiado bueno, así que escribo unas líneas a mi asistenta descartando mi interés en coproducir "El gran momento". Mi primera película fue "One month, One million", yo mismo escribí el guión y hacía uno de los personajes. La idea la tuve hace justo ahora unos 10 años. Fue algo realmente diferente, rompedor, y aunque no ganó ningún Oscar, si que fue uno de los proyectos que más dio que hablar en el año de su lanzamiento, por la polémica que suscito… pero de eso no puedo hablaros ahora que vosotros todavía no habeís llegado al momento de su estreno

12.30 Paso un rato jugado con mi niña y hablando con Alexa, quien me cuenta uno de sus próximos proyectos de diseño de interiores para una importante firma japonesa. Me encanta el diseño!, en todos sus aspectos desde el gráfico, hasta la arquitectura y disfruto viendo los trabajos de mi mujer y dándola mi punto de vista.

7:00 Pasamos el resto del día disfrutando de pequeñas cosas, es increíble lo rápido que pasa el tiempo cuando el día está lleno de momentos en los que te gustaría pararte para siempre.

10:00 Vemos la puesta de Sol. Junto con la de la Alhambra desde EL Mirador de San Nicolas y la que recuerdo en la playa de Illetes en Formentera, uno de esos momentos mágicos que nunca se olvidan.

Mañana nos espera un viaje a Shanghai de dos días en donde realizo varias conferencias, y después Europa… pero esa ya es parte de la rutina diaria. How to change the World!